El Ministerio de Obras Públicas acudió hoy en auxilio de las familias que perdieron todos sus ajuares durante un incendio ocurrido el sábado en una cuartería de la calle Abreu, en San Carlos.

De las 21 familias afectadas por el incendio, 11 perdieron todo lo que tenían, informaron afectados y vecinos.

Durante el hecho no hubo lesionados, debido a que la gente evacuó rápidamente las casitas construidas de madera y zinc. En la cuartería conviven más de 20 niños entre recién nacidos y hasta menores de 14 y 15 años.

Un equipo de obreros del Ministerio de Obras Públicas limpió todo el lugar incendiado y recogió los escombros.

Otro grupo ya midió el terreno y por disposición del ministro, Deligne Ascención, que dispuso la reconstrucción de las viviendas afectadas.

Jennifer Matías, madre de seis hijos, dijo que está en la calle. “No tengo donde quedarme, todo se me quemó, todo lo perdí. Una casa cogió fuego y cuando vine a sacar lo poco que tenía, todo lo perdí. Estoy en la calle”, expresó la señora.

Porfirio Batista, un anciano que vivía en la cuartería, tendrá que irse a vivir con su hijo luego de que el siniestro redujera a cenizas el lugar donde pernoctaba.

Magalis Padilla, dirigente comunitaria de San Carlos, advierte que “la gente quedó totalmente en la calle” por lo que pide al presidente de la República Luis Abinader y a los planes sociales del Gobierno que intercedan por esas familias. DIARIO LIBRE