Están estables los jóvenes que recibieron una descarga eléctrica mientras trabajaban en el montaje de la fiesta de Navidad para los empleados de los Comedores Económicos, según informaron las autoridades médicas del centro al que fueron trasladados.

El doctor Eddy Bruno, director de la Unidad de Quemados del hospital Ney Arias Lora, afirmó que en ese centro asistencial recibieron cuatro pacientes, tres de ellos trasladados desde el hospital Marcelino Vélez Santana, de Herrera, donde recibieron los primeros auxilios.

Los jóvenes afectados fueron identificados como Luis Pichardo, de 35 años; Darwin Jesús, de 21; Carlos Pérez, de 39 y Richard Andrés Gómez, de 28.

Este último es el único que se mantiene ingresado, pero no por quemaduras, sino porque también presenta un trauma cráneo encefálico.

“Fueron despachados a sus casas para un manejo interdiario. Fueron quemaduras leves. Ninguno tuvo criterio para ingreso”, explicó Bruno.

El hecho ocurrió la noche de este martes mientras el grupo levantaba una viga de metal que hizo contacto con el tendido eléctrico. Uno de los trabajadores falleció en la escena.

“Este paciente era el que tenía el andamio con el que estaban trabajando. Al parecer sus compañeros trataron de ayudarles y en ese proceso sufrieron algunas quemaduras en la mano”, sostuvo Bruno.

Los Comedores Económicos indican que el accidente ocurrió a personas que fueron subcontratados por la empresa que ofrece el servicio de transporte para los arreglos de la fiesta, que fue suspendida hasta nuevo aviso.