El Ministerio de Salud Pública llamó este miércoles a la población a «no bajar la guardia» en la lucha contra la covid-19 mientras se aproxima el asueto por Semana Santa, festividad en la que se aumentarán las medidas de vigilancia.

El Gobierno decidió ayer endurecer el horario del toque de queda durante la Semana Santa y «se aumentarán las medidas de vigilancia», dijo en rueda de prensa la viceministra de Salud Colectiva, Ivelisse Acosta, quien señaló, sin embargo, que «la gente tiene que poner de su parte» para evitar el rebrote durante ese asueto.

Por ello, subrayó, es importante continuar usando mascarilla y mantener el distanciamiento físico «una medida indispensable para el control de esta epidemia».

En la rueda de prensa, el director general de Epidemiología, Ronald Skewes, llamó la atención sobre el «estancamiento» de los casos de covid-19 en las últimas tres semanas después de que se produjera una reducción de los contagios.

«Eso es algo que requiere atención», al igual que la disminución de la demanda de pruebas PCR en las últimas semanas, afirmó.

Al mismo tiempo reveló que 20 municipios «están en silencio epidemiológico», es decir, que no están reportando la incidencia del coronavirus.

Sobre el Plan Nacional de Vacunación, las autoridades de Salud indicaron que se tomará inmediatamente llegue el millón de dosis procedentes de China previsto para este miércoles.

El plan de inmunización contra el coronavirus «depende mucho de la segunda dosis», admitió este miércoles el asesor especial del Ministerio de Salud Pública para la respuesta de la pandemia, Eddy Pérez Then, por lo que las personas que han recibido la primera dosis deben acudir al centro en la fecha establecida para concluir el proceso.

El Ministerio de Salud Pública reportó este miércoles 570 nuevos contagios de covid-19 y 11 muertes a causa de la enfermedad, elevando a 247,365 el total de infectados en el país y a 3,248 el de los fallecidos por la pandemia. AL MOMENTO