Los muertos en Italia con coronavirus en las últimas 24 horas son 174, un nuevo descenso respecto al día anterior, lo que eleva el número total de fallecidos a 28.884, según fuentes oficiales.

El número de contagios totales desde que se detectó el primer caso autóctono el 21 de febrero asciende a 210.717, con 1.389 nuevos casos desde el sábado, una cifra en la línea de los últimos días, según los datos de hoy de Protección Civil.

Las personas actualmente positivas son 100.179, lo que supone una reducción de en las últimas 24 horas, y un total de 81.654 personas ya se han curado, mientras continúan descendiendo los hospitalizados y los ingresados en cuidados intensivos.

Italia pasa el último fin de semana en confinamiento estricto antes de iniciar el próximo lunes 4 una reapertura gradual de actividades entre llamamientos a la prudencia y exigencias de sectores descontentos.

Conte advierte sobre la “Fase 2”

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, volvió a llamar a la prudencia y recordó que la llamada “fase 2”, el desconfinamiento gradual que Italia comienza mañana, lunes, no significa “liberar a todos”.

“Estamos entrando en la ‘fase dos’ de la emergencia, gracias al poderoso esfuerzo colectivo. Esta nueva fase nos ha costado enormes sacrificios y por eso no puede entenderse como un ‘liberar a todos’”, señaló Conte, en una entrevista que hoy publica el diario La Stampa

El jefe de Gobierno pidió que se eviten “gestos descuidados o, peor aún, un trabajo colectivo de eliminación” (de las medidas). “El virus continúa circulando entre nosotros, todavía estamos en plena pandemia”, subrayó.

Italia, con 28.710 muertos según los últimos datos, y más de 209.000 casos, entra mañana en una nueva fase, de lenta y gradual desescalada de las restricciones de movimiento de las personas y de la reanudación de la actividad económica.

Este lunes se volverá al trabajo en la industria y las manufacturas, el sector de la construcción y el comercio mayorista, lo que pondrá en circulación a 4,5 millones de personas antes confinadas.

Se sumarán a los negocios esenciales que nunca cerraron, como alimentación, farmacias o gasolineras, y a las librerías y papelerías, que ya abrieron a mediados de abril.

También abrirán los parques y se podrán celebrar funerales con un número máximo de 15 asistentes, y se podrá visitar a familiares hasta de sexto grado, pero no a amigos.

Pero seguirá prohibido salir de los domicilios a pasear, si no es por razones justificadas de salud o necesidad, aunque se permitirá hacer deporte, y sigue prohibido viajar a las segundas residencias.

Desde el 18 de mayo podrán reabrir bibliotecas, museos y tiendas minoristas, y solo el 1 de junio será el turno de bares, restaurantes, peluquerías y centros de estética.

Junto al decreto general del Gobierno, las regiones y algunos municipios han emitido disposiciones particulares dentro de sus competencias, con distintas normas para los desplazamientos o el uso de mascarillas, entre otras.

Mientras, el ejecutivo está ultimando una nueva disposición con medidas económicas adicionales de ayuda para empresas y particulares en la segunda fase de la emergencia, y que se espera para la próxima semana.

Entre algunos puntos que los medios italianos han adelantado del borrador, figura que se ampliaría de dos a cinco meses la moratoria de despidos por causa justa.

Conte confirmó en la entrevista que se están estudiando mejorar los bonos para hacer frente al cuidado de los niños para los padres que trabajan o incentivos para el turismo nacional, entre otros.

Y dijo que pedirá “personalmente” a los altos directivos de los bancos que aceleren la entrega de fondos a las pequeñas empresas y autónomos, previstas en el decreto para otorgarles liquidez durante esta crisis.

“Hay una garantía del Estado: no podemos permitirnos estos retrasos”, señaló, en referencia a las quejas que se están recibiendo.

Infobae