Las señales de tránsito en las avenidas y calles principales del Gran Santo Domingo se encuentran muy deterioradas. En los letreros para orientar a conductores y peatones casi no se perciben las letras por el desgaste de la pintura, mientras los rótulos metálicos informativos y con los nombres de las calles están doblados y los postes reglamentarios y preventivos casi en el suelo.

Todos ellos se ubican en las diferentes rutas de la capital, con el ingrediente común de ser ilegibles para la ubicación de los transeúntes y conductores.

En la Avenida 27 de Febrero hasta la autopista Duarte se pueden observar la mayoría de las señalizaciones estropeadas y maltratadas. De igual forma en la avenida John F. Kennedy, los letreros están desgastados.

Estos carteles brindan ayuda y soporte a los choferes del transporte público y conductores de vehículos privados en las vías, pero al encontrarse en malas condiciones genera riesgos de accidentes y confusión, especialmente en aquellas de mucho tránsito.

Algunas señalizaciones muestran un grado de desperfecto muy adelantado. Tal parece que llevan años sin mantenimiento por las autoridades que no fijan su ojo en ellas para arreglarlas o sustituirlas.

Riesgo

Para una persona que circule por la ciudad por primera vez, como es el caso de los extranjeros que visitan el país, no es conveniente que las señales de las vías principales se encuentren así, pues podría representar el riesgo de extraviarse y en el peor de los casos provocar un accidente con saldo fatal.

Otras señales de tránsito, a pesar de estar en buen estado, no están colocadas de la mejor manera. Se encuentran muy ocultas dentro de las aceras, donde quedan prácticamente absorbidas por las ramas de los árboles o colgadas en postes de luz doblados debido a los mismos golpes de los choferes.

Muchas señalizaciones están desfasadas o no tienen coherencia, por lo que es conveniente que las autoridades supervisen si son las correctas las que están en el lugar.

Atribuciones

El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) es la autoridad encargada de la señalización vial.

La Ley 63-17 sobre de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana establece que corresponde al Intrant realizar campañas de educación y seguridad vial, orientación y concientización a la ciudadanía, usuarios de las vías y prestadores del servicio para la prevención de accidentes de tránsito.

En el artículo nueve la legislación expresa que, en coordinación con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, debe velar por el cumplimiento de las normas relativas a la circulación y seguridad vial de la red de infraestructura nacional para el tránsito y transporte terrestre.

Además, diseñar y supervisar la colocación, conservación y mantenimiento de la señalización horizontal y vertical en las vías, en lo atinente a su competencia, y en coordinación con los ayuntamientos en sus áreas de jurisdicción.

Listín Diario