Una balacera en el funeral del presidente haitiano, Jovenel Moïse, obligó a la delegación estadounidense y a representantes de la ONU abandonarlo, reportan medios de Estados Unidos.

La delegación de Estados Unidos, de acuerdo con el periódico Tampa Bay Times, encabezada por la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas Greenfield, interrumpió su visita luego de que se escucharan disparos cuando el funeral comenzaba alrededor de las 10 am. Momentos después, la representante especial de las Naciones Unidas en Haití, Helen La Lime, se fue apresuradamente con su séquito también.