La Estación de Transferencia de Cancino vuelve a desbordarse de basura, pese a que hace menos de un mes estaba totalmente limpia, cuando la Alcaldía de Santo Domingo Este, con ayuda de otras autoridades, sacaron más de 800 volquetas llenas.

El uno de octubre de este año, el Gobierno, a través de la Dirección General de Proyectos Estratégicos y Especiales de la Presidencia (Propeep), la Liga Municipal Dominicana (LMD) y la Alcaldía de Santo Domingo Este, dio por concluido el programa “La Ruta de la Limpieza”, ejecutada para intervenir el municipio ante la exorbitante cantidad de basura y vertederos improvisados.

En la ocasión, José Leonel (Neney) Cabrera, de Propeep, informó que se retiraron más de 120 mil toneladas de desechos acumulados en la estación de transferencia de Cancino II en 45 días, a lo cual se le otorgó 20 días más de trabajo, debido a retrasos presentados por las tormentas Grace y Fred que afectaron el país, lo que hizo que la labor concluyera el 30 de septiembre pasado.

La cantidad de desechos acumulados nuevamente causa malestar a los residentes de la zona y denuncian que los camiones de basura entran cada una o dos horas, depositan desechos en todas partes, incluso cerca de las viviendas del área, comenta la señora Amantina Peralta

Manifestó que la situación es cada vez peor y teme puedan enfermarse por la cantidad de contaminación a la que se someten a diario. Pide a las autoridades que resuelvan.

Tras un recorrido realizado por Diario Libre, moradores de zonas populares de Santo Domingo Este aseguran que los camiones recogen la basura con regularidad, pasan más de tres veces al día, pese a esto, la acumulación en las aceras y calles no termina.

Es tanta la basura que no solo ocupa las aceras, impidiendo la circulación peatonal, sino que también ha tomado parte de las calles como es el caso de Villa Faro. Residentes admiten que no ponen de su parte para controlar la situación.

Mientras que en Los Mina las quejas no faltan. Residentes aseguran que los camiones pasan cada dos días.

Rafael Rodríguez, que reside en la Charles de Gaulle, considera que el problema de la basura es un tema “de nunca acabar” y que ya es hora de adaptarse a eso. “No puedo hablar mal del alcalde, él ha hecho su esfuerzo, pero lamentablemente este problema seguirá y no va parar”.

Comentó que hay zonas difíciles, con calles “extremadamente pequeñas” donde los camiones no pueden pasar y dificulta aún más el proceso de recogida.

Reacción de ASDE

Jhonatan Liriano, vocero del alcalde Manuel Jiménez, explicó a Diario Libre que la acumulación de basura en la estación de transferencia se ha dado porque la pala mecánica que utilizaban para la recogida les fue retirada por el Ministerio de Obras Públicas. Era prestada. Prometió que la zona volverá a estar limpia este fin de semana pues están diligenciando la adquisición de otra. Dijo que ese lugar se llena de residuos en un día. DIARIO LIBRE