De los casi tres millones de viajes en vehículos diarios que se generan en el Gran Santo Domingo y que entran y salen al Distrito Nacional, un 24 % corresponde al municipio Santo Domingo Norte, una demarcación que, aunque se beneficia del sistema de Metro, que no causa taponamientos, sigue impactada por la gran cantidad de vehículos que circulan por calles y avenidas.

Este municipio no solo recibe diariamente miles de vehículos de quienes viven en barrios y residenciales, sino, también, de usuarios de importantes avenidas como la Jacobo Majluta y la Charles de Gaulle, pero también un número importante desde la provincia Monte Plata, con su municipio Yamasá y poblados como La Victoria, entre otros.

De acuerdo con estudios realizados por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), por el puente Jacinto Peynado o de Villa Mella circula un promedio de 25,324 vehículos en 14 horas promedio, unos 2,623 vehículos por hora pico en la mañana.

Las autoridades de la Alcaldía, del Intrant y de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), trabajan en coordinación para hacer más fluido el tránsito en esa demarcación, que al igual que las demás zonas han vuelto a recuperar el flujo de vehículos luego de la apertura de la docencia y el retorno de los empleados a sus puestos de trabajo.

Regístrate para vivir una experiencia personalizada de consumo de contenidos.
Registrarse en MiDL

Como forma de mejorar la movilidad, las entidades han tomado varias iniciativas y una de ellas es la colocación de semáforos en las intersecciones de mayor flujo de vehículos y siniestralidad. Hasta la fecha se han colocado tres: uno en la avenida Jacobo Majluta, otro en la calle Antonio Guzmán y un tercero en la calle Penetración.

Arsenio Bello, encargado de Movilidad y Tránsito Urbano de la Alcaldía de Santo Domingo Norte, dijo que las entradas del municipio han sido estudiadas y que se buscan soluciones al respeto. En tanto que, para reducir el tiempo de viaje, informó que se trabaja en un programa de bacheo, reconstrucción de badenes que, además de agilizar el tránsito, evita el deterioro de los vehículos.

“Como parte de la preocupación de cómo se conduce y se mueve en el municipio, hemos iniciado con charlas a choferes del transporte público, en escuelas del municipio y se tienen programas que seguirán desarrollando para orientar a los niños en torno las señalizaciones viales y los límites de velocidad, para que les exijan a los padres que no se vayan en rojo y que bajen la velocidad”, precisó.

Otras medidas que dijo la administración local han adoptado junto al Intrant en el Programa de Movilidad Urbana Sostenible en el Gran Santo Domingo y también con la Digesett, son acciones que competen a la autoridad municipal, como la implementación de parqueos públicos, zonas para peatonales, corredores para conectar con la avenida Hermanas Mirabal y Santo Domingo Este.

“En cada estación del Metro y del Teleférico hemos instalado bici parqueos, que son utilizado por personas en el día a día en las estaciones Hermanas Mirabal, Teleférico T3 y T4, ciclovía en el parque Mirador Norte, que conecta la avenida Hermanas Mirabal y la Jacobo Majluta, y los planes son de expandirla, continuar y que conecte no solo Santo Domingo Norte, sino también con la ciudad.

Otra acción para mejorar la movilidad en Santo Domingo Norte es la mejoría de la señalética, tanto horizontales como verticales, así como el cebrado para que los munícipes sepan el lugar que les pertenece a la hora de usar las calles y avenidas con seguridad.

“También tenemos en diseño, próximo a ejecución, de la ciclovía de Ciudad Modelo, como en ocasione el alcalde lo ha mencionado estamos trabajando en eso”. De igual modo, trabajamos para regular el uso de four wheels, buggy buggy en las zonas rurales, al igual que las rutas en bicicletas, porque esto conlleva la producción de residuos sólidos debido a la gran cantidad de ciclistas que utilizan el municipio, sobre todo los fines de semana”, puntualizó. DIARIO LIBRE