El ministro de Salud Pública manifestó hoy que espera que con la segunda fase de la reapertura económica se pueda mantener bajo control el brote de coronavirus en el país.

Rafael Sánchez Cárdenas sostuvo que la desescalada implica que “más personas estarán y entrarán dentro del circuito laboral y de circulación a nivel nacional, aumentando por tanto los riesgos, por la mayor cantidad del flujo de personas, de la contaminación de COVID-19”, apuntó.

Aseguró que al país le ha ido bien en la primera fase de reapertura ,por lo cual espera que en la segunda fase no haya desbordamiento hospitalario.

Dijo que se deben mantener las medidas de prevención impuestas por las autoridades para evitar la propagación del coronavirus.

“Son de obligatorio cumplimiento”, puntualizó.

Asimismo, expuso que para el uso del transporte público se deben portar mascarillas y mantener las normas de distanciamiento social.

Sánchez Cárdenas agregó que se deben mantener las precauciones debido a que, por la mayor circulación de personas, se va a producir un acercamiento mucho mayor, con lo cual el riesgo de infección aumenta.

Indicó que en la primera fase no hubo desbordamiento del sistema sanitario, sino una reducción de la letalidad, al igual que una baja en la tasa de positividad y en los números de casos nuevos.

También dijo que espera que no se desborden los casos de COVID-19 durante esta nueva etapa de reapertura.

Apertura de nuevas residencias médicas

Sánchez Cárdenas anunció el inicio del concurso para residencias médicas y la puesta en vigencia de la residencia en epidemiología, que había desaparecido en el país.

La referida residencia contará con diez plazas. Indicó que con esta reactivación “se está dando un paso gigante al reforzamiento de las capacidades humanas del sector hospitalario”.

Destacó que la formación de epidemiólogos contribuirá a hacerle frente a diversas enfermedades y a controlar las “situaciones” hospitalarias que acontezcan en el país.

El funcionario aprovechó el boletín epidemiológico #76 para avisar la puesta en circulación del Registro Nacional de Cáncer, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), al igual que el Registro Nacional de Diálisis.

Diario Libre