Unidades navales de la Armada Dominicana rescataron ayer con vida a ocho personas cuya embarcación se encontraba a la deriva en la zona de Juanillo, Punta Cana, provincia La Altagracia.

El vocero de la institución, capitán de navío Augusto Lizardo, dijo que los rescatados, seis hombres y dos mujeres, se encontraban en buenas condiciones de salud.

Indicó, no obstante, que por instrucciones del comandante general de la Armada, vicealmirante Ramón Gustavo Betances Hernández, tanto los seis hombres como las dos mujeres recibieron los auxilios y atenciones médicas necesarias.

De acuerdo a investigaciones preliminares, las ocho personas se proponían viajar ilegalmente a Puerto Rico en la embarcación que se averió a poca distancia de la zona de Juanillo.

El vocero de la Armada dijo que una vez la institución fue informada de que había una embarcación a la deriva, envió al lugar una unidad de guardacostas, rescatando a sus ocupantes sanos y salvos.

Exhorta

Por su parte, el comandante general de la Armada pidió a las personas a no dejarse conquistar por personeros que se dedican al tráfico de ilegales a Puerto Rico.

El vicealmirante Betances Hernández dijo que las personas que se dejan seducir de los traficantes de ilegales corren el riesgo de perder la vida en alta mar, de accidentarse embarcaciones, la mayoría de las cuales no ofrecen seguridad.

El comandante de la Armada Dominicana dijo que en los operativos que la institución ha realizado en diferentes lugares del país contra los viajes ilegales, ha decomisado yolas construidas con maderas rústicas e inservibles y en las cuales se meten decenas de personas.

El alto jefe militar dijo que las personas conquistadas por los traficantes de indocumentados a Puerto Rico además de arriesgar sus vidas, perder su dinero, les resulta difícil además lograr su propósito por el control que mantienen la Armada y el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos, en Canal de La Mona.

El Nacional