República Dominicana reforzó la vigilancia militar en la frontera y comunidades limítrofes ante el temor de que grupos de haitianos intenten cruzar a territorio dominicano huyendo a los secuestros, y la inseguridad en su país.

Miembros del Ejército Nacional y el Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) se mantienen apostados en la cercanía del río Masacre y comunidades cerca de Haití, para evitar la entrada de ilegales.

Asimismo, efectivos del Ejército realizan patrullajes por el centro urbano de Dajabón.

“Los haitianos quieren cruzar a este territorio de manera irregular, pero los estamos atajando”, dijo un militar que supervisaba una patrulla. AL MOMENTO