El Gobierno ha desplegado este lunes 12,000 militares en la frontera con Haití debido a la crisis en el país vecino, según el Ministerio de Defensa.

De acuerdo con una nota de prensa, las Fuerzas Armadas hicieron una demostración con varios aviones de combate Super Tucano y helicópteros del cuerpo de Caballería Aérea del Ejército, que sobrevolaron la zona fronteriza de Dajabón.

“Estamos atentos a cualquier eventualidad que amenace la soberanía nacional”, dijo el coronel Germán Rosario Pérez, comandante de la cuarta Brigada del Ejército.

Además de custodiar la frontera, los militares están controlando la venta de combustible para evitar el tráfico ilegal de carburante hacia Haití.

El presidente Luis Abinader, hizo un llamamiento este lunes a la comunidad internacional a “actuar con urgencia” en Haití.

“La comunidad internacional, en particular EE. UU., Canadá, Francia y la Unión Europea, deben actuar en Haití y con urgencia”, escribió Abinader en su cuenta de Twitter.

Haití atraviesa una fuerte inestabilidad desde el asesinato del presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, una crisis que se ha visto agravada en las últimas semanas por la inseguridad causada por las bandas armadas.

Las pandillas han causado desabastecimiento de combustible en el país y están causando el pánico de la población, en especial en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, con robos, asesinatos y secuestros indiscriminados. Z101