Santiago. Residentes en diversos barrios de la ciudad de Santiago reportaron que en colmados y supermercados hay escasez de agua en botellón, debido a lo cual se están formando largas filas en las pocas plantas procesadoras de este producto.

Según los propietarios de estas empresas, la producción del líquido ha disminuido debido a que han reducido su personal como parte de las medidas para enfrentar la COVID-19, que establecen distanciamiento social y toque de queda desde las 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana del día siguiente.

Además, entienden que el uso de agua se ha incrementado porque las personas están pasando más tiempo en sus hogares motivados por la cuarentena.

Al Momento