“Yo no estoy ahí porque era el guagüero de Antonio Marte”, con esta expresión defendió el director del Instituto Nacional de Transito y Terrestre (Intrant), Rafael Ernesto Arias, su designación al frente del órgano regulador, afirmando que tiene méritos para la función.

Al ser entrevistado en El Gobierno del Mañana, el funcionario justificó tener la capacidad y preparación necesaria para dirigir el órgano, pues posee varias licenciaturas, además de un posgrado en Finanzas Corporativas.

“En relación a lo que fue mi designación, el país sabe ahora de dónde vengo, y no tenemos por qué negarlo. Nosotros, adicional a de dónde venimos, tenemos una responsabilidad personal con la aplicación de una ley en la cual trabajamos como diputados. Nosotros no solamente somos un transportista, yo soy un profesional igual que muchos, y cuidado si mejor. Yo soy licenciado en contabilidad, yo soy licenciado en derecho, y con un posgrado en finanzas corporativas”, defendió.

Dijo que además de su preparación académica, se preparó en el área para desempeñar la función de titular del órgano regulador del tránsito terrestre.

Rafael Ernesto Arias detalló que desde antes de la implementación de la Ley 63-17, que regula el tránsito en el país, trabajó en las vistas públicas del proyecto. “O sea, no es un guagüero, yo no tengo guagua, yo no tengo motocicletas”.

La reacción del director del Intrant se produjo a propósito de ser preguntado sobre las críticas que generó su designación en la institución, pues es una persona con vínculos en uno de los sectores del transporte, específicamente en la Confederación Nacional del Transporte (Conatra), que preside el senador Antonio Marte. Z101