Por quinta ocasión, choferes del corredor Máximo Gómez realizaron este lunes una marcha hacia el Palacio Nacional, en reclamo del pago de 123 millones de pesos que supuestamente les adeuda el Estado por la entrega de autobuses.

Los manifestantes comenzaron a caminar desde la avenida Máximo Gómez casi esquina John F. Kennedy tocando atabales y “mambo Alí Babá”.

Rubén Almonte, dirigente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano) recordó que fueron 85 guaguas que entregaron al Gobierno hace 23 años para implementar en la Gómez el corredor de la OMSA.

Almonte dijo que siguen luchando por su dinero porque se está ante ministros malagradecidos es indolentes.

“Hay ministros que están ajumados todavía de poder, les queda una gran resaca, pero ese pago está en manos de él (presidente Abinader). Volvemos a la casa presidencial, ojalá y este sea el último recorrido que hagamos”, sostuvo.

Manifestó que esos funcionarios se han olvidado de los compromisos que tienen y que han heredados durante años.

Advirtió que cuantas veces haya que protestar lo harán, que el presidente Abinader sabe cómo y cuándo pagar, y que solo debe dar la orden de que se les pague.

Indicó que hasta nietos de choferes están esperando el dinero y narró que los propietarios de esos autobuses están pasando mucha calamidad porque ya no reciben los recursos mensuales que percibían. DIARIO LIBRE