Conductores de las llamadas “guagüitas plataneras” se estacionaron en medio de la avenida Hermanas Mirabal, en Villa Mella, en protesta por las multas que, dicen, les impone el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte de hasta 10 mil pesos.

Los conductores, que venden diferentes tipos de víveres y frutas calificaron como un “abuso” la medida del cabildo al que acusan también de retenerles las mercancías, las que pierden regularmente.

La paralización del tránsito se produjo en el mediodía de este lunes y, según los vendedores afectados con la medida del ayuntamiento, son multados por supuestamente vender en las entradas de los residenciales, lo que ellos niegan.

Afirmaron que hay algunos vendedores que se colocan en las entradas de los sectores, pero que no son ellos. DIARIO LIBRE