La Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) deploró la manifestación realizada por taxistas tradicionales y que obstaculizó el tránsito en Punta Cana la mañana de este lunes, en demanda de la regularización de los trabajadores de plataformas digitales de transporte.

Asonahores condenó “que se tomen acciones que atenten contra la seguridad jurídica y el desarrollo del turismo de manera libre; y más en una zona de tan alta importancia para el turismo del país como Punta Cana y Bávaro”.

La entidad señaló en nota de prensa que “obstaculizar una de las principales vías de acceso para el flujo turístico en el país es una acción improcedente, que perjudica a la ciudadanía y atenta contra la estabilidad del sector y del desarrollo del país”.

Llamó a todos los prestadores de servicios de taxis al diálogo, “para que continúen brindando la importante función que desarrollan en beneficio de todo el sector hotelero y aeroportuario de dicha región, siempre dentro del marco de la ley y con la prioridad de garantizar la seguridad ciudadana y de todos los visitantes y actores involucrados”.

Asonahores sostuvo que continuará participando de la mesa del diálogo junto al gabinete de turismo, “que es el lugar donde, tanto los prestadores de servicio de taxi como los prestadores de servicios de transporte a través de plataformas electrónicas, continuarán avanzando en la regulación necesaria para dar cumplimiento con el decreto 515-21”.

Varios sindicatos de la zona turística de Verón, Bávaro-Punta Cana, se apostaron este lunes en el cruce de Coco Loco, como forma de protesta pacífica con la finalidad de exigirle a las autoridades que den cumplimento al reglamento 515-21, tal como está estipulado y también a la Ley de Movilidad, Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana, la 63-17.

Santiago Zamora, presidente de la Confederación Dominicana de Taxis Turísticos, dijo que la aplicación de esa ley y su reglamento son las que traen la paz y la tranquilidad, pues, permitirá la preservación de los derechos adquiridos por más de 40 años de todos los taxistas.

Los taxistas de la zona han protagonizado varios incidentes con los conductores de la multinacional Uber, por el control del territorio y de los clientes. DIARIO LIBRE