Santo Domingo. El Clúster Turístico de Santo Domingo, la Asociación Ciudad Ovando, ABZOCOL, ASOCONDE y el Clúster de Salud de Santo Domingo, con el respaldo del BID-LAB, anunciaron la creación de un nuevo sello de calidad turístico para la Ciudad Colonial que busca ofrecer confianza a potenciales turistas y visitantes.

El sello “Zona Segura”, desarrollado como parte de las acciones en apoyo a la reactivación de la industria turística de la ciudad, certificará a los establecimientos participantes de la zona colonial en la aplicación de una guía que contiene procesos y buenas prácticas para reducir el riesgo de propagación de virus y enfermedades.

Junto al sello “Zona Segura” se presentó una propuesta de plan piloto para el tránsito por la Ciudad Colonial, que busca apoyar a las autoridades y fortalecer la oferta turística del destino al permitir un mayor control de visitantes, definir más calles de uso peatonal en el centro turístico y limitar la cantidad de vehículos que transitan.

“Nuestra Ciudad Colonial es el principal centro de atracción turístico-cultural de la República Dominicana. En su interior hay más 200 negocios, que emplean más de 5,000 colaboradores que dependen de la actividad turística. Todas las asociaciones que hacemos vida en este espacio nos hemos unido para trabajar juntos por este espacio y poder garantizar la salud de los colaboradores, residentes y visitantes”, expresó Mónika Infante Henríquez, presidenta y coordinadora general del Clúster Turístico de Santo Domingo.

El sello “Zona Segura” contempla tres etapas. La primera es la aplicación de un manual específico y a la medida de los 11 tipos de negocios presentes en la Ciudad Colonial, el cual recoge las recomendaciones en salud y seguridad desarrolladas por la Organización Mundial de la Salud, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC de los Estados Unidos), el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), la organización OSHAS y la norma ISO 31000 Gestión de Riesgos, entre otras.

La segunda etapa es la implementación de estos estándares con la guía y acompañamiento de las instituciones promotoras, y la tercera etapa es una auditoría independiente por la empresa Gestión y

Procesos Consultores, que permite medir el cumplimiento de los estándares y, de validarse de manera exitosa, se otorga el sello.

Al Momento