La Policía confirmó este lunes que el atropello masivo del domingo en Waukesha (Wisconsin, EE.UU.), donde 5 personas murieron y 48 resultaron heridas durante un desfile navideño, no fue un atentado terrorista.

“No existe ninguna prueba de que este sea un incidente terrorista”, dijo el jefe de Departamento de Policía, Dan Thompson, en una rueda de prensa, en la que indicó que antes de este suceso el sospechoso, que fue detenido, estuvo implicado en un “altercado doméstico” antes de arremeter contra la multitud.