La Policía Nacional informó este martes que 560 personas fueron apresadas durante los operativos del toque de queda correspondientes al 17 de agosto por violar con las disposiciones que limitan la libertad de circulación y tránsito, con la finalidad de contener la propagación del coronavirus o COVID-19.

De estas personas detenidas, 500 fueron obligadas a utilizar las mascarillas para protegerse de la propagación del coronavirus, enfermedad que ha causado más de 1,400 muertes en la República Dominicana.

En dicho proceso del toque de queda unos 39 negocios fueron cerrados por miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, además de 332 motocicletas y 31 vehículos retenidos.

El decreto que establece el toque de queda dicta que la medida es establecida hasta el 2 de septiembre, en horario de lunes a viernes de 7:00 PM a 5:00 AM y los sábados y domingos de 5:00 PM a 5:00 AM en Santo Domingo, Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal, La Vega, Puerto Plata, Duarte, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan, La Altagracia, Azua, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, María Trinidad Sánchez.

Mientras que se establece el toque de queda todos los días de la semana, de 8:00 pm a 5:00 a.m. en: Espaillat, Peravia, Barahona, Monte Plata, Valverde, Hermanas Mirabal, Monte Cristi, Samaná, Bahoruco, Hato Mayor, El Seibo, Dajabón, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Independencia y Pedernales.

El primer toque fue el 20 de marzo, establecido mediante Decretos 135-20, con una duración de 25 días, en horario de 8:00 de la noche a 6:00 de la mañana.

Las nuevas autoridades, encabezadas por el presidente Luis Abinader, se han mostrado favorables con la extensión del toque de queda, establecido en principio por el expresidente Danilo Medina.