Monseñor Nouel. Autoridades y comunitarios del distrito municipal Juan Adrián se unieron para pedir justicia, tras el asesinato del joven Vander Luis de la Cruz Santiago, a manos de delincuentes la pasada semana.

La protesta pacífica, con un encendido de velas en el cruce de Juan Adrián, concentró cientos de personas que piden mayor vigilancia ante la inseguridad que se vive no solo allí, sino en todo el país. Además, piden respuestas ante la muerte del joven, donde también resultó muerto el capitán Juan Darío Abreu Rosario a manos de delincuentes que se hacían pasar por policías.

Durante el encendido de vela, la sala capitular de Juan Adrián declaró el día de duelo por el asesinato del joven, mediante una resolución leída por la secretaria Rosiris Liriano.

Eduardo Cruz, director distrital de Juan Adrián, dijo que al reclamo de justicia se unen los residentes en Sonador y Piedra Blanca, ya que a todos los afecta el problema de la inseguridad. Expresó que de la Cruz Santiago, vilmente asesinado, era un ciudadano ejemplar, trabajador, que no merecía una muerte como la que le dieron esos delincuentes.

Aprovechó para llamar la atención al jefe de la Policía Nacional, al presidente de la república Luis Abinader, para que el pongan un freno a la inseguridad que está viviendo el país, la que nunca pensaron llegaría a Juan Adrián.

“Queremos pedirle al jefe de la Policía Nacional esclarecer todos los hechos ocurridos en este distrito municipal de Juan Adrián en los últimos dos años. Son muchas los actos de delincuencia se han dado y no hemos recibido ni siquiera la detención de un sospechoso por esos casos, y eso es demasiado para el pueblo de Juan Adrián, un pueblo pequeño”, expresó

El director distrital dijo además que estos niveles de delincuencia afectan el desarrollo del turismo en la zona, y que están dispuesto a luchar para que su hospitalidad y su integridad se mantenga, están dispuesto a defenderla, pero no pueden solos, sino que necesitan de la Policía Nacional, de la justicia, de la Fiscalía, que asuma los casos que le denuncian, que lo investiguen y que los culpables sean sometidos a la acción de la justicia.

En tanto que Radhamés Contreras, director distrital de Piedra Blanca, dijo que en el país no hay una seguridad en quien confiar, ya que cada vez que salen al interior del distrito es con el temor de que lo puedan atracar. Pidió a las autoridades que notifiquen cuando hagan los retenes, y que los policías sean reforzados.

“Ya no sabemos cuáles son los delincuentes y cuáles son los policías, después que está este país corrompido por la delincuencia, la policía sabe que es real que ellos mismo tienen que cuidarse de su propia institución, porque no se sabe si son militares, si son criminales o si son ladrones”, expresó Contreras. EL CARIBE