La reunión del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional celebrada la mañana de este miércoles y encabezada por el presidente Luis Abinader decidió 8 puntos que buscan resguardar a República Dominicana ante la situación de crisis social y política que vive Haití.

Como primera medida quedó activado el plan de Gavión, con el cual se ordenó el reforzamiento del patrullaje en los puntos críticos de la frontera con tropas de unidades tácticas especializadas.

Se dispuso el cierre de toda la frontera para el tránsito de vehículos y personas, así como la suspensión de todas las actividades de los mercados binacionales en las provincias fronterizas.

Sólo se permitirá viajar hacia el territorio dominicano por el aeropuerto Joaquín Balaguer, en Santo Domingo, a ciudadanos dominicanos y personal diplomático dominicano o extranjero de servicio en Haití.

La frontera terrestre aérea y marítima se encuentra reforzada con unidades élites y equipos de todas las ramas militares.

Se situaron equipos aéreos y personal en la zona fronteriza para garantizar el traslado seguro de los ciudadanos dominicanos residentes en Haití.

Cómo último punto, se suspendieron hasta nuevo aviso, los viajes desde aeropuertos dominicanos hacia Haití.

La responsabilidad de la supervisión de todas las medidas citadas será del comandante general del Ejército de la República Dominicana, mayor general Julio Florián Pérez. DIARIO LIBRE