Panamá. Los centros comerciales, restaurantes, vuelos domésticos y privados de Panamá reiniciarán hoy sus actividades tras seis meses de paralización por la pandemia del Covid-19, informó el Gobierno Nacional.

Las aperturas forman parte de una escalonada hoja de ruta trazada por las autoridades bajo el criterio de una reducción de la incidencia de la enfermedad y los fallecidos como consecuencia de la misma, aunque el presidente del país, Laurentino Cortizo, advirtió que ‘no hemos ganado nada y no podemos bajar la guardia; vienen momentos difíciles’.

Estas aprehensiones del mandatario hicieron que pospusiera la apertura de playas y balnearios en ríos, tomando en cuenta que tales actividades recreativas generan alta concentración de personas, e igualmente, por las mismas razones, el Gobierno adelantó la suspensión de los carnavales de 2021.

También cancelaron la festividad religiosa del Cristo Negro de Portobelo, la cual desde hace dos siglos concentra a miles de devotos en la novena que se inicia cada 15 de octubre en la iglesia de la vetusta villa colonial del litoral caribeño y concluye el 21 de octubre con una multitudinaria procesión callejera por Portobelo.

El Ministerio de Salud (Minsa) informó ayer un acumulado de dos mil 340 fallecidos y 110 mil 555 contagiados durante la pandemia, con una notable reducción de la incidencia epidémica y las defunciones, aunque en este último indicador retrocedió levemente desde mediados de septiembre a la fecha y el país se ubicó en el decimotercer puesto mundial en muertes por millón de habitantes.

Como parte del plan de retomar la normalidad, la semana anterior el Gobierno ratificó la apertura de su frontera aérea el próximo 12 de octubre, a pesar de que autoridades de salud auguran aquí un rebrote de la Covid-19 entre noviembre y diciembre.

Al prorrogar el último plazo para normalizar el tráfico de aviones, una resolución de la Autoridad de Aeronáutica Civil informó que la citada fecha ‘procederá a reactivar la aviación internacional, según lo establece el plan actualizado de reapertura nacional-provincial aprobado por el Gobierno Nacional’.

Un reciente Decreto Ejecutivo estableció que, ‘mientras se mantenga el estado de Emergencia Nacional’, todas las personas que entren al país a partir del 12 de octubre deberán certificar que resultaron negativos al Covid-19, con una prueba de 48 horas de vejez.

De lo contrario, están obligados a someterse a un test rápido a su costo, previo al registro ante las autoridades de Migración de la terminal aérea; si es negativo no necesitará cuarentena, pero de ser positivo ‘pasará a aislamiento obligatorio en un hotel designado por el Minsa’, según el texto.