MADRID.- Miles de personas se han manifestado este sábado en Ámsterdam contra las restricciones frente a la pandemia. En un primer momento, los organizadores pensaron en cancelarla, tras los disturbios en Róterdam de la última noche. Allí, siete personas resultaron heridas y la policía llevo a cabo al menos una veintena de detenciones. El alcalde ha descrito los sucesos como una «orgía de violencia».

También una multitud ha mostrado su rechazo en Viena a las medidas tomadas por el Gobierno austriaco. Entre ellas, un confinamiento el lunes para toda la población. El convocante ha sido el Partido de la Libertad de extrema derecha.

En la protesta las fuerzas de seguridad han arrestado a algunas personas. «Tengo miedo de un mandato de vacunación para los niños que no están en la población de riesgo de la covid 19, no niego la covid 19, no soy miembro de un partido de derechas ni mucho menos. Soy un austriaco libre que quiere vivir libre en este país», aseguraba uno de los presentes.

La obligatoriedad de la vacunación también ha provocado indignación en Italia. En Roma, los cientos de personas eran, además, contrario al pasaporte Covid, que en el país transalpino es obligatorio es indispensables para entrar a lugares cerrados como cines. Alrededor de un 15% de la población mayor de 12 años está sin inmunización.

Obligatoria también es la vacuna Croacia y en Zagreb miles de ciudadanos han dado pie a la mayor concentración en el país contra las medidas frente a la covid. Se oponen así, además, a la principal recomendación de las autoridades comunitarias y los expertos sanitarios.