El Ministerio de Obras Públicas dejó claramente establecido que no representa ningún peligro inminente una grieta en el elevado de la intersección de las avenidas John F Kennedy con Winston Churchill.

Obras Públicas informó que técnicos de la institución realizan las evaluaciones de lugar a los fines de aplicar los correctivos.

Estimas que los correctivos serán aplicados en la menor brevedad.

“Como la situación no es de inminente peligro, pedimos a la ciudadanía mantener la calma y la confianza de una pronta recuperación”, indicó el MOPC en un comunicado.

La reacción de Obras Públicas obedece a las preocupaciones surgidas por imágenes que circulan en redes sociales donde se ve una apertura de juntas de las columnas de hormigón sobre el elevado en la intersección de las concurridas vías.

De acuerdo a expertos, cuando se presentaron los planos de ese elevado fue punto de grandes discusiones en su momento por el diseño, geométrico y estructural. Las columnas son muy esbeltas para la carga que llevan.

Durante su construcción también hubo debate, por errores en el apuntalamiento de ese vano metálico durante el vaciado de la losa de hormigón. “En cualquier otro país hubieran tumbado ese vano, pues tiene una curvatura inmensa, y habría que haberlo hecho bien de nuevo pero aquí lo dejaron así porque la ingeniería tenía un cronograma político y no de terminación correcta de la obra. Los contratistas-políticos eran muy fuertes”, indicó un experto a N Digital.

Las avenidas Churchill y la Kennedy son las vías de mayor flujo vehicular del Distrito Nacional. N DIGITAL