AZUA. Una niña de apenas diez años de edad, falleció el pasado domingo en horas de la mañana luego de caer al suelo, donde fue llevada de emergencia al Hospital Regional Taiwán y tras ser curada, fue despachada del centro.

La niña que fue identificada como Erika Sharinel Ortiz Feliciano se encontraba jugando cuando ocurrió el hecho. Al día siguiente de ser dada de alta, volvió empeorar su situación, llevándola de nuevo a la emergencia del centro de salud donde posteriormente, falleció.

Erika residía en el sector de la Cuchilla de esta ciudad, quien era hija del señor Felipe Rafael Ortiz Pujols, miembro de la DIGESETT.

Hasta ahora la versión que ofreció una tía de la menor, es de que jugando con sus amiguitos se cayó. Hasta el momento el Instituto Nacional de Ciencias Forense (INACIF) de esta ciudad de Azua de Compostela, no ha dado una versión oficial de la causa del deceso.

Familiares de la fallecida están pidiendo que se indague a profundidad la causa de muerte, si se trató de una mala práctica médica ó si realmente la niña falleció por la lesión en la pierna.

Fuente: Rafael Suero.