Cifra de muertos por coronavirus superó este lunes la barrera de los 7,000, de acuerdo con el mapeo de infectados creado por la universidad Johns Hopkins, en un momento en el que los gobiernos en Europa, el nuevo foco de la pandemia, y América se apuran en cerrar fronteras.

Desde el inicio del brote de COVID-19 en Wuhan, China, en diciembre de 2019, se han producido 7,074 muertes, con 179,073 casos de contagio confirmados en todo el mundo. Se registraron, además, 78,078 recuperaciones totales de personas que habían contraído la enfermedad.

Un informe epidemiológico sobre el brote de coronavirus en China, señala que la nueva cepa de coronavirus tendría una tasa de mortalidad del 2.3%, muy inferior a brotes anteriores, y afectaría mortalmente principalmente a las personas mayores de 70 años y a aquellos con condiciones médicas preexistentes.

Hasta el momento, Italia registró la muerte de 1,809 personas y más de 2 mil personas dieron positivo a la enfermedad. Aunque estas cifras resultan positivas para el gobierno pues hay un leve descenso en los contagios y muertes por día en el país.