Managua. Un veterano y destacado cronista deportivo nicaragüense, que se burló del nuevo coronavirus en mayo pasado, falleció anoche luego de varios días de padecer COVID-19, informó este miércoles la estatal emisora Radio Nicaragua.

José Francisco Ruiz, de 75 años, uno de los cronistas deportivos más conocidos de Nicaragua, “falleció la noche del martes, después de batallar varios días con sintomatología de COVID-19”, indicó Radio Nicaragua, en su página web.

A mediados de mayo pasado, Ruiz, quien al momento de morir simpatizaba con el Gobierno de Daniel Ortega y conducía un programa deportivo en el estatal Canal 6 de televisión, manifestó que el coronavirus SARS-CoV-2 era “maricón”, lo relacionó con la oposición, con teorías de conspiración, y aseguró que se prevenía con medicinas caseras.

“Este virus es maricón, como los ‘puchitos’ (opositores), mirá cómo es de maricón: lo mata la espuma del jabón”, dijo, en tono de burla, en su programa deportivo transmitido en el Canal 6, y cuyo video se ha viralizado en las redes sociales.

Aunque su interlocutor le advirtió que había que tener cuidado, el cronista afirmó que el coronavirus estaba “funcionando para lo que lo hicieron”, sin mencionar autores.

“Ellos dicen que hay que eliminar a los viejos, porque los viejos gastan mucho y son muchos. La guerra fue en contra de los viejos, este virus es para los viejos”, agregó.

Ruiz también afirmó que un conocido suyo se alivió haciendo “gárgaras de sal tres veces al día, con limoncito, y se hacía baños de agua hirviendo con hojas de eucalipto, cuatro o cinco días, (y) muerto el virus”.

Dichos comentarios motivaron burlas hacia el cronista, mejor conocido como “Pepe Ruiz”, quien fue maestro, y actor radial, antes de dedicar los últimos 48 años de su vida a narrar béisbol y comentar de deportes, una trayectoria que le valió reconocimientos de la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua.

Hasta ahora Nicaragua registra oficialmente 2.170 casos de COVID-19, y 74 muertos.

Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios que registra casos sospechosos contabiliza 5.957 contagiados, y 1.688 fallecidos.

El Gobierno de Nicaragua tiene como estrategia no establecer restricciones para detener la propagación del nuevo coronavirus, aunque sí acepta algunas medidas de prevención social, y promueve aglomeraciones.

Dicha estrategia ha despertado preocupación en organismos como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como en sus dependencias dedicadas a la salud y los derechos humanos. EFE