México sobrepasa ya la barrera de los cincuenta mil muertos por COVID 19 y los restos de los difuntos son trasladados al cementerio todo tipo de cajas.

El país norteamericano se consolida como el tercero del mundo en número total de fallecidos por la pandemia, por detrás de Estados Unidos y Brasil.

Con el último registro de 800 nuevos fallecimientos, la cifra asciende a 50.517. Los casos confirmados suman un total de más de 462.000.

La versión de López Obrador

La realidad, pues, supera con creces las previsiones iniciales del Gobierno de López Obrador, duramente criticado por su gestión de la pandemia y la crisis económica que ha provocado.

«Esta terrible pandemia que ha causado tanto dolor tiene que pasar, ya está bajando de intensidad. Poco a poco, no como quisiéramos…», decía el presidente mexicano.

Muchos profesionales estiman que la cifra real de contagios y muertes es en realidad mucho mayor, por las pocas pruebas realizadas en una población de casi 129 millones de habitantes.