Santiago de Chile, (EFE).- El Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, ubicado a 120 kilómetros de Santiago hacia el litoral chileno, alertó del colapso de su morgue debido al aumento de fallecidos por covid-19, que según informaron las autoridades sanitarias fue de 17 personas el pasado domingo.

Con el país gravemente golpeado por el avance de la segunda ola de la pandemia, que este fin de semana mantuvo a 16 millones de personas -el 97 % de la población- bajo confinamiento total, la institución comunicó que “en las últimas horas” han visto “aumentada la demanda de espacios para custodiar los restos mortuorios” de sus pacientes.

“Colapsó la morgue y lamentablemente se habilitaron pasillos (…) tenemos nueve cadáveres de personas que fallecieron por covid-19”, explicó a la prensa local el dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud de Valparaíso, Aron Neira. Al ver superada la capacidad de almacenamiento de los cuerpos, el hospital dejó a los fallecidos en un sector cerrado del hospital, “manteniendo las condiciones sanitarias y de dignidad de los fallecidos».

Asimismo, se llamó a un camión refrigerante con capacidad para almacenar 12 cuerpos, para aliviar la carga de la morgue. “El viernes en la tarde noche hubo más fallecidos de los que tenía capacidad esta morgue, de la cual van saliendo todos los días fallecidos que son entregados a sus familiares”, dijo a la prensa el director del Servicio de Salud de Valparaíso-San Antonio (SSVSA). Eugenio de la Cerda.

“Este fin de semana que tuvimos cierre total de actividades (por cuarentenas) los cementerios ni siquiera atendieron y eso generó un taco (atasco) en la salida de los fallecidos”, agregó. Respecto a la fotografía que circuló por medios de comunicación en la que se veían varios cadáveres, tapados y en sus camillas, en un pasillo del recinto, De la Cerda indicó que se trata de un lugar que el hospital habilitó anexo a la morgue con todas las medidas necesarias para ello. De igual forma, indicó que la llegada del camión refrigerante ayudaría a hacer una buena gestión de la situación.

NO ES LA PRIMERA VEZ Por su parte, el dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) de Valparaíso, Raúl Delgadillo, dijo a la prensa que ya en septiembre de 2020 se produjo una situación similar y un camión refrigerante tuvo que acudir para aliviar la morgue del recinto.

“Lo que pasa que hay que cumplir con la refrigeración, que esté bien, y todo eso es un tiempo de demora y afectan a los tiempos pero la verdad es que respuesta del hospital ha sido rápida”, defendió Delgadillo. La Región de Valparaíso, segunda más poblada del país, rompió el domingo su récord de contagios diarios por covid-19, detectándose 880 nuevos casos en las últimas 24 horas y alcanzando un total de 1.835 decesos desde el inicio de la pandemia.

Según informó el Secretario Regional Ministerial de Salud, Georg Hubner, la capacidad hospitalaria de la región en cuanto a camas de unidades de cuidados intensivos se encuentra ocupada en un 98 %, reconociendo el momento crítico que vive la zona por el avance del virus. De acuerdo al reporte entregado por el Ministerio de Salud, el país alberga 41.767 casos activos, mientras que el número de fallecidos asciende a más de 30.000 entre casos con PCR positivo y sospechosos.