Este domingo se cumple medio mes desde la última aparición pública del dictador norcoreano en medio de versiones contradictores sobre su verdadero estado de salud.

Kim, obeso, gran fumador y con viejos problemas de salud, está siendo objeto de numerosas noticias y múltiples rumores que incluso lo han llegado a dar por muerto, con poca certeza sobre su verdadero estado de salud.

La última aparición pública del dictador norcoreano fue el 11 de abril, cuando presidió una reunión del buró político del Partido de los Trabajadores, de la que dio cuenta la propaganda norcoreana al día siguiente.

Imágenes satelitales difundidas en las últimas horas ubican en la ciudad norcoreana de Wonsan el tren que normalmente está reservado para el dictador. El portal 38 North asegura que el tren está estacionado allí por lo menos desde el pasado martes. Se trata de una estación sin acceso al público y que está reservada para el líder norcoreano.