Con el anuncio de la vicepresidenta Raquel Peña, que partir de ese lunes se dará inicio la tercera fase del Plan Nacional de Vacunación “Vacunate RD”, la juventud con las edades comprendidas entre 18 a 28 años tomó la delantera y acudió masivamente a recibir la vacuna anticovid en los centros del país durante este fin de semana del mes de mayo.

En un recorrido por reporteros de LISTÍN DIARIO en los centros de vacunación ubicados en el Club Libanés y el Pabellón de Karate (Centro Olímpico Juan Pablo Duarte), se observabó una gran cantidad de jóvenes haciendo las filas de registro para inocularse.

Aunque las autoridades y encargados de estos centros no precisaron la cantidad promedio de jóvenes que habían ido a inocularse, informaron que desde las 6:00 de la mañana, como en el caso del Pabellón de Karate en el Centro Olímpico, muchos de ellos estaban esperando la apertura para recibir su primera dosis.

La joven Gina Rodríguez, de 22 años, se notaba emocionada. Aseguró que lo que más le gustó fue el proceso ya que “todo fue rápido”.

Al principio le daba un poco de miedo inocularse por la ola de desinformación que había, sin embargo, se puso la vacuna porque considera que es un acto “a favor del bien común”.

Contrario a Gina y su hermana, la joven Milagros Vilchez nunca tuvo temor a la vacuna.

“Me la quería poner. Yo estaba chill (Tranquila). Muchas personas se ponen vacunas que no saben ni siquiera lo que se están poniendo. Yo hubiese sido de la gente de prueba si hubiese sido mi caso”, contó la joven de 19 años.

La doctora Estefhany Pérez, a cargo de las inoculaciones en el Centro Olímpico manifestó que para ella fue una sorpresa ver a tantos chicos inoculándose.

“Han venido muchos jóvenes, a pesar de que mañana (lunes) es el día formal. Ya las 880 vacunas que teníamos están puestas”, dijo.

Las expectativas de los jóvenes sobre la vacuna

“Mi mamá estaba un poco asustada con los síntomas que la vacuna podía traer, entonces yo un poco nueva e inconsciente, lo que pensaba era: ¡Me vacuno y ya, por fin soy libre de todo!”, relató Ambar Pons de 19 años.

Pero luego dijo: “La verdad yo pienso que no sabemos que trae la vacuna, pero ahora mismo sabemos en el estado que estamos, entones se necesita vacuna. ¿Consecuencias que traiga? esperemos que no sean malas, pero es para mejorar la situación en la que nos encontramos”.

A diferencia de Milagros, los hermanos Celia, Chantal y Diego Gil dijeron que siempre trataron de mantenerse informados y siempre se mostraron dispuestos a recibir la vacuna.

“Nosotros desde que tuvimos la oportunidad, nos pusimos felices de venir”, contó la mayor de 24 años.

Milagros Vilchez, al preguntarle de sus expectativas sobre la vacuna respondió: “Cuando yo tenga la segunda dosis, es que podré sentirme con mucha seguridad”. LISTIN DIARIO