Italia alcanzó hoy los 20.465 fallecidos con el coronavirus, tras registrarse 566 en las últimas 24 horas, y, aunque hay signos de que la propagación se contiene, no relajará el confinamiento y el drástico bloqueo de actividades, más allá de abrir a partir del martes algunos negocios, como librerías.

‘Todavía estamos en la ‘fase uno’, no hay duda’: así de contundente se mostró hoy el profesor Gianni Rezza, del Consejo Técnico Científico que asesora al Gobierno, al comparecer en la conferencia de prensa diaria de Protección Civil.

La cifra de 566 fallecidos de hoy es muy superior a los 431 del domingo, que fue la más baja en las últimas tres semanas, y el número total de contagios se sitúa en 159.516 personas, según los datos ofrecidos por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

Los positivos actuales son 103.616, de los cuáles el 70 % -72.330- están aislados en sus casas, y por décimo día consecutivo se reducen los ingresados en cuidados intensivos, que son ahora 3.260 en todo el país.

‘Hay signos positivos, pero el número de muertes sigue siendo alto’, señaló Rezza, aunque explicó que hay que tener en cuenta que los decesos corresponden a personas que se han infectado semanas antes y que los nuevos casos de contagios tampoco son ‘nuevos’, ya que hay que tener en cuenta el periodo de incubación.

De momento no hay “desescalada” más allá de abril

No obstante, la mejoría de la situación respecto a semanas atrás, en plena expansión de la epidemia y a pesar de que ahora los hospitales ya no están tan colapsados, el Gobierno italiano no quiere bajar la guardia y echar por tierra los sacrificios realizados.

Por eso, ha prolongado hasta el 3 de mayo las medidas de confinamiento de las personas en sus casas y el cierre de todas las actividades no esenciales, medidas que debían expirar hoy, el 13 de abril.

El nuevo decreto, que empieza a aplicarse el martes, ya que hoy es festivo en Italia, permitirá solo la apertura de algunos pocos negocios, algo casi simbólico y experimental.

Se trata de las librerías, papelerías, tiendas de ropa para niños y algunos servicios forestales, que se suman a las tiendas de primera necesidad aún en activo, como supermercados o farmacias.

El primer ministro, Giuseppe Conte, rechazó de momento que puedan abrirse industrias y otras actividades, a pesar de las presiones económicas.

‘Por el momento, cualquier hipótesis (sobre ello) es prematura’, declaró hoy Borrelli en respuesta a una pregunta sobre la posible reapertura de algunas cadenas de producción en las próximas semanas.

‘El grupo de trabajo está ultimando un informe, y después tendrá que venir una decisión política’, añadió.

Algunas regiones adoptan medidas diferentes

Algunas regiones, dentro de sus competencias, han adoptado algunas medidas diferentes.

Por ejemplo, Lombardía, la más afectada por la epidemia, ha decidido que no permitirá la apertura de las librerías y papelerías, contradiciendo las disposiciones anunciadas por el Gobierno central.

El asesor regional de Salud, Giulio Gallera, defendió las medidas más restrictivas de Lombardía, que hoy tuvo 280 muertos más, hasta los 10.901.

‘Nuestro esfuerzo está dando resultados positivos, los datos de las primeras semanas previeron escenarios escalofriantes si no se hubieran adoptado medidas… Nuestras ordenanzas siempre han sido más restrictivas que las nacionales y han llevado a una disminución en el contagio’, señaló.

En cambio, en Véneto, el presidente regional, Luca Zaia, ha firmado una nueva ordenanza, que entrará en vigor esta medianoche y por la que se flexibilizan algunas restricciones de movimiento, se permitirán mercados al aire libre, y salir a hacer ejercicio ya no estará limitado a 200 metros de casa, pero las mascarillas y guantes serán obligatorios.

Un nuevo equipo médico cubano llega al norte de Italia

Mientras, un segundo equipo médico cubano, formado por 21 doctores y 16 enfermeras cubanos y un coordinador logístico, llegó hoy a Italia para ayudar a combatir la pandemia de coronavirus.

Los 38 sanitarios de la brigada Henry Reeve que el Ministerio de Salud de Cuba envió a Piamonte aterrizaron por la mañana en el aeropuerto de Turín Caselle, y serán destinados a un antiguo edificio industrial que ha sido reconvertido en hospital para los pacientes del COVID-19 que necesitan ser ingresados en cuidados semiintensivos.

La brigada está compuesta por epidemiólogos, anestesiólogos, reanimadores, médicos generales y enfermeros especializadas en cuidados intensivos.

Se suman a un primer equipo médico cubano formado por 37 doctores y 15 enfermeros que ya se encuentra trabajando en el hospital de campaña de la localidad de Crema, en la provincia de Cremona, en la región de Lombardia.

Vacuna italiano-británica se probará en humanos a fin de mes

Y dentro de la carrera internacional contrarreloj para lograr encontrar una vacuna contra el coronavirus, la compañía Advent-Irbm, del parque científico Irbm en la localidad italiana de Pomezia, anunció que a finales de abril comenzarán pruebas aceleradas en humanos, sobre 550 voluntarios sanos.

La vacuna está siendo desarrollada conjuntamente con el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, y será en el Reino Unido dónde se inicien estas pruebas con personas.

Se espera ‘conseguir que sea utilizable ya en septiembre para vacunar a los profesionales de la salud y de fuerzas del orden en la modalidad de uso compasivo, dando prioridad a los trabajadores más expuestos’ explicó el director ejecutivo de Irbm, Piero Di Lorenzo, según los medios italianos. EFE