Con el compromiso y firme propósito de reducir las muertes por accidentes de tránsito en el país, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) utilizará como prueba piloto simuladores de autos y de vehículos pesados, con el objetivo de optimizar el proceso del examen práctico para la obtención de las licencias de conducir, a través de su proveedor de sistemas para la expedición de licencias de conducir, Dekolor.

El Intrant, como órgano regulador de la movilidad, el transporte y la seguridad vial, tiene como objetivo impulsar esta última para reducir las muertes y lesiones por siniestros de tránsito. En ese sentido, su director ejecutivo, Rafael Arias, consideró que “la introducción de la avanzada tecnología de simulación en el proceso de las licencias de conducir contribuirá muy positivamente a la seguridad vial, ya que permitirá la realización de evaluaciones de la conducción de manera precisa y homogénea, elevando así el nivel de exigencia a los conductores que se van a incorporar a las vías”.

Rafael Arias agregó que “el sistema considera automáticamente aquellos puntos específicos relativos a las normas, seguridad y atención que se le exige al futuro conductor”.

El simulador de auto Simescar permite la realización de un examen práctico de conducción de forma autónoma, verificando los puntos de control requeridos según la normativa específica. Durante la evaluación, el futuro conductor se enfrentará a diversas situaciones y condiciones simuladas con dinámicas y sensaciones totalmente realistas.

Dekolor, en el marco de contrato suscrito con el Intrant como proveedor de sistemas de identificación y administración de documentos, tecnología biométrica, integración de sistemas de identidad, para la mejora y optimización de todos los procesos de obtención de las licencias de conducir, ha optado por contar con Simumak como colaborador tecnológico para el suministro de los simuladores en la realización de los exámenes prácticos, tanto de vehículos livianos como de vehículos pesados.

Con la incorporación de esta novedosa tecnología de simulación, el Intrant busca que los usuarios puedan tener una experiencia de conducción vehicular más objetiva y cercana a la realidad que se vive en las vías del país, afianzando el objetivo de cambiar para bien la forma en que se movilizan los ciudadanos.