Santo Domingo. Unos 100 soldados se agregaron a más de un centenar de la Unidad Humanitaria de Rescate del Ejército, que trabajan para sofocar el incendio del vertedero Duquesa.

Mientras tanto, varias reacciones se han producido sobre la situación que afecta a residentes en los alrededores del basurero y la gran humareda que se produce.

Las acciones son encabezadas por comandante del Ejército, Estanislao Gonell Regalado, quien dispuso sacar de la zona a los «buzos», quienes además de poner sus vidas en riesgo, impiden la labor efectiva de militares, policías, bomberos, personal de Obras Públicas, Defensa Civil, 911, Medio Ambiente y otros cuerpos que combaten el humo provocado por las llamas.

“Estamos trabajando desde el primer día para sofocar el incendio, así como para mitigar los daños por el humo que se ha expandido en la ciudad y combatir esta situación lo más rápido posible”, sostuvo.

Reacciones

El secretario de Asuntos Municipales de Fuerza del Pueblo, Ignacio Ditrén, manifestó que la responsabilidad de esa situación recae en el Gobierno, a través de los ministerios de Salud Pública y Medio Ambiente.

Recordó que las citadas dos instituciones en septiembre del año 2017 fueron encargadas de intervenir y administrar dicho vertedero, mediante sentencia del Tribunal Superior Administrativo.

“La pandemia del COVID-19 ha puesto en evidencia que uno de los asuntos fundamentales para preservar la salud de las poblaciones y evitar las enfermedades, es la promoción de la higiene pública y República Dominicana tiene una gran deuda social acumulada en materia de manejo de los residuos sólidos o basura”, manifestó.

Entretanto, Carlos Amarante Baret, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación, considera que se debe abrir una investigación sobre la causa real del incendio del vertedero que ha venido a complicar a los lugareños del Gran Santo Domingo.

Para reclamar una investigación, tomó de referencia unas declaraciones del alcalde de Santiago de los Caballeros, Abel Martínez, quien puso a disposición de las autoridades los técnicos del ayuntamiento y los de Cilpen Global, una empresa que se dedica al destino de los residuos sólidos allí.

Amarante Baret consideró complicado para la ciudadanía la humareda y el hedor.

Asimismo, Rafael Paz, candidato a senador del Distrito Nacional por el PLD, propuso la implementación de un plan de sostenibilidad ambiental para el Gran Santo Domingo, con cuatro grandes prioridades en el Distrito Nacional en el mismo.

“Nuestra ciudad tiene cuatro grandes prioridades para asegurar la sostenibilidad ambiental, una no está en nuestro territorio: En primer lugar, sistema de cañadas y ríos Isabela y Ozama; segundo Vertedero de Duquesa; tercero polución, y cuarto drenaje pluvial y sistema de alcantarillas”, explicó.

Paz abogó por la unión entre los sectores público y privado para resolver la problemática del vertedero de Duquesa, utilizando los mecanismos establecidos en la Ley 47-20. Otra opción sería la constitución de un Fideicomiso Público.