Puerto Príncipe, 26 jun.- Haití cuenta con más de un millar de camas equipadas para tratar los casos de Covid-19, que superan los cinco mil 300, confirmó hoy el portavoz gubernamental, Eddy Jackson Alexis.

Alexis encabezó este miércoles la habitual conferencia de prensa en el Centro de Información sobre Covid-19 y reiteró que las personas que presenten síntomas deben visitar alguna de las 26 instituciones establecidas en todo el país para este fin.

La víspera se inauguró la instalación de tratamiento en Canaan, región que acogió a muchos damnificados del mortal terremoto de 2010, y cuenta con una capacidad de 150 camas completas.

También está en marcha otro sitio de soporte en Carrefour, en la salida sur de la capital, mientras otros centros son de iniciativa privada.

Tacite Toussaint, secretario de Estado de Seguridad Pública, insistió en la importancia de que la población adopte medidas de barrera como el uso de mascarillas en lugares públicos, distanciamiento físico y lavado de manos.

Por su parte, Ted Lazarre, integrante del comité que gestiona la pandemia, aseguró que el protocolo domiciliario para los casos leves de Covid-19 recomienda la hidratación frecuente y el consumo de frutas con altas dosis de vitamina C.

Haití registra hasta la fecha cinco mil 324 enfermos de Covid-19, de ellos 89 fallecieron y 436 superaron la dolencia, según el más reciente balance de la cartera sanitaria.

El Ministerio de Salud ha mostrado preocupación por el alto índice de trasmisión local, en especial en el departamento Oeste, sede de la capital, que acumula más del 77 por ciento de los confirmados y supera el 50 por ciento de las muertes.

No obstante, estiman que no deben cumplirse las peores previsiones que pronosticaban unos 20 mil fallecidos y casi 9,5 millones de contagios.

Aunque la enfermedad está lejos de ser controlada, el Gobierno prepara una reapertura gradual de sus fronteras y la reanimación de las actividades económicas.

El presidente Jovenel Moise anunció que el próximo 30 de junio volverá a operar el aeropuerto Toussaint Louverture, principal puerta de entrada al país.

También coordinan vuelos de repatriación de haitianos varados en el extranjero por el azote de la pandemia y en los últimos tres meses recibieron a más de 300 deportados de Estados Unidos, tres de ellos diagnosticados con la Covid-19.