El grupo de manifestantes, que desde hace varios meses reclama que se les devuelva a los trabajadores el 30 % de los fondos acumulados en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), falló en un nuevo intento de presiones y bocinazos para que el Senado de la República incluyera en su agenda el proyecto que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados.

Los manifestantes encontraron un Congreso Nacional totalmente resguardado por agentes policiales, tras su llegada en marcha desde el Palacio Nacional a eso de las 5:00 de la tarde de hoy.

El grupo, al parecer, tenía pautado permanecer hasta las 6:00 de la tarde y llegada esa hora se marchó.

Mientras el Senado sesionaba, los protestantes intentaron llamar la atención de los congresistas, sin embargo, las medidas de seguridad dispuestas le mantuvieron alejados de las puertas principales de la casa legislativa.

La última vez que los manifestantes acudieron al lugar lo agredieron a pedradas que destrozaron varias ventanas del edificio del Congreso.

Ya el proyecto que devolvería el 30 % de los fondos de pensiones a los trabajadores fue aprobado por la Cámara de Diputados y ahora está pendiente de aprobación en la Cámara Alta.

En días pasados, la Comisión de Salud del Senado conversó con los manifestantes, quienes le propusieron que la pieza sea aprobada en dos partidas de 15 % (una de inmediato y otros meses después.

Los manifestantes han dicho de manera reiterativa que la exigencia de este dinero acumulado se hace por la situación de crisis económica generada por la pandemia del COVID-19.

Diario Libre