Manuel García Sarita, uno de los 11 empresarios acusados por la Procuraduría General Adjunta para el Sistema Eléctrico (Pgase), de fraude contra el sistema eléctrico mediante sustracción de energía por casi RD$ 20 millones, respondió este viernes, a través de sus abogados, al sometimiento ante la justicia, que, presuntamente, no fue notificado a sus representantes legales.

A través de nota de prensa remitida a Diario Libre, García indicó que su empresa Sagama Meat Market, ubicada en el mercado municipal de Los Mina, “en reiteradas ocasiones”, denunció ante la Distribuidora de Electricidad del Este (Edeeste) “la comisión de conexiones eléctricas por terceros, irregulares e ilegales en su perjuicio ocasionándole averías en sus instalaciones eléctricas y medidores”.

Agrega que la empresa solicitó “mayor rigurosidad en la seguridad de dichas instalaciones, así como, el traslado de su medidor al panel eléctrico de la empresa, no obtemperando a ello”. Ante las denuncias, narra el empresario, la Pgase, a solicitud de Edeeste, levantó un acta de fraude eléctrico a mediados de septiembre pasado, “donde no se encontró ninguna conexión ilegal ni se ocupó programas informáticos o materiales para cometer fraude eléctrico”.

“La empresa ante tal abuso y arbitrariedad contrata los servicios legales para enfrentar ese abuso y arbitrariedad”, detalla el empresario en la nota, que agrega que, en varias vistas con la Fiscal Martha Idalia Florentino, se depositó pruebas e indicios que liberan de responsabilidad a esta empresa.

“Ante tales hechos y situaciones y tener la contratación legal, hemos sido sorprendidos por una publicación de sometimiento judicial por supuesta comisión de Fraude, sin habernos notificado de manera legal como exige el debido proceso que establecen las normas legales ni a la empresa ni a los abogados”, detalló.

García agregó que la situación “nos ha provocado serios y graves daños morales y económicos a nuestro buen nombre, que tanto esfuerzo y sacrificio constante nos ha costado”, por lo que, informó, darán los pasos legales correspondientes.

La Pgase informó este jueves que, las acciones reñidas con la Ley General de Energía, en su artículo 125, consistieron en manipulación y alteración de contadores, conexiones directas sin contratos previos y reconexión ilegal.

Especifica que las maniobras incluían la utilización de programas informáticos o redes de comunicación interconectadas al sistema de medición. Dueños de cabañas, colmados y carwash figuran entre los procesados. DIARIO LIBRE