Santo Domingo (Diario Libre). El nivel de cobranza de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (EDENorte) y de la del Sur (EDESur) se redujo el pasado marzo, en comparación con febrero, situación provocada por el período de emergencia que vive el país, de acuerdo a lo explicado por la segunda.

De registrar un nivel de cobranza de 100.2 % en febrero, los cobros de la EDESur cayeron hasta el 86.2 % en marzo. En total, la compañía tuvo una facturación el mes pasado de RD$2,420.8 millones, cifra inferior a los RD$2,740.8 millones que cobró en febrero, una reducción de RD$320 millones.

“Se afectó la cobranza en marzo porque la ciudadanía en principio se contrajo con el pago por la situación de emergencia del país, y es natural”, declaró la Distribuidora del Sur.

La compañía destacó que en su área de concesión el abastecimiento de la demanda es superior al 99 %, sin embargo, agregó que el pago de la energía es lo que les ayuda a mantener un servicio estable.

“Estamos seguros de que nuestros clientes cumplirán con su compromiso ciudadano, como hasta ahora lo han estado haciendo y de esa manera podremos nosotros de igual forma cubrir a los generadores y mantener la cadena de abastecimiento”, precisó.

En tanto, el nivel de cobranza de la EDENorte bajó de 97.6 % que tuvo en el segundo mes del año hasta 83.9 % en marzo, cuando se declaró el estado de emergencia y se paralizaron las actividades comerciales no esenciales.

La energía cobrada por esta empresa en febrero ascendió a RD$2,062.5 millones, cayendo hasta los RD$1,766.7 millones en marzo, una reducción de RD$295.8 millones, de acuerdo a las estadísticas de ambas distribuidoras.

Denuncias sobre la facturación

El empresario José Urtecho denunció que pese a su oficina estar cerrada desde el pasado 17 de marzo, no hubo variaciones en el monto de su factura de ese mes, con relación a la pagada en febrero, cuando pagó RD$11,246.23.

“La factura de marzo me la duplicaron exactamente a la de febrero. No es posible que la factura llegue al centavo igual en dos meses. La facturación del 11 de marzo al 9 de abril me la están cobrando igual que si estuviera operando”, criticó.

Urtecho precisó que su oficina lleva un mes y tres días cerrada, con solo el consumo de una nevera ejecutiva. Dijo que igual situación sufre una familiar y que ha recibido otras quejas similares.

“Ellos (EDESur) alegan que eso fue lo que leyó el sistema y que cualquier reclamación (en ambos casos) que me dirija a la Superintendencia de Electricidad”, reveló.