Santo Domingo, (Prensa Latina). Los dominicanos se mantienen hoy pendientes de la decisión del presidente, Danilo Medina, con respecto al paso del país a la tercera fase de la reapertura económica.

Existen dudas de que se autorice a continuar con las etapas debido a la proliferación de la enfermedad en los últimos días y el crecimiento de los ingresos en los hospitales, pero dependerá del encuentro que sostenga el jefe de Estado con las autoridades sanitarias e integrantes de la Comisión creada para atender la pandemia.

La tercera fase, programada para comenzar mañana, incluye el incremento de las actividades religiosas, las cuales se harían tres veces por semana, y las compañías que tengan más de 75 trabajadores podrán hacer uso de un 75 por ciento de ellos.

Desde que se comenzó el proceso de desescalada en República Dominicana, Medina aclaró que, para pasar de una etapa a otra, siempre se tendrían en cuenta los resultados de la fase anterior y ese es el motivo que manifiestan muchos que pudiera impedir seguir adelante.

El país en estos momentos tiene 23 mil 271 infectados y ya llegó a los 605 fallecidos.