Una dominicana que vino al país en diciembre, procedente del Reino Unido, dio positivo a la nueva cepa del SARS-COV-2, según informó este viernes el Gabinete de Salud.

En un comunicado de prensa las autoridades explicaron que el caso importado de una pasajera dominicana fue detectado a tiempo y se procedió al aislamiento hasta tanto dio negativo, por lo que no se propagó.

“Todos los pasajeros que llegaron en ese vuelo procedente de Londres que trajo dominicanos y se llevó ingleses que hacían turismo en el país, en diciembre pasado, desde que bajaron del avión fueron de inmediato aislados y puestos a cumplir una cuarentena. Al hacerle la prueba para determinar si eran portadores del virus, el resultado fue positivo en el caso de esta dominicana originaria de la región Sur”, afirman las autoridades.

Explican que cuando se cumplió el período de cuarentena, los pasajeros que resultaron negativo fueron despachados. En el caso de esa señora se mantuvo la cuarentena hasta que la prueba PCR resultó negativa.

Luego de su reintegración familiar, los equipos de la Dirección General de Epidemiología le dieron seguimiento y se sometieron a pruebas con resultados negativos todos sus parientes y relacionados en su comunidad de residencia. Este monitoreo de sus contactos no ha detectado casos ni personas con síntomas compatibles con COVID-19, dicen las autoridades sanitarias.

Los resultados de la prueba positiva de la pasajera fueron enviados al Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (en Atlanta), y sometidos a análisis y se encontró que, al momento de detectarse la presencia del virus, era portadora de la nueva cepa de SARS-CoV-2 detectada en el Reino Unido.

“La rápida intervención y los resultados obtenidos confirman la efectividad e importancia de los protocolos que se aplican en los aeropuertos”, hace notar la declaración de los miembros del Gabinete de Salud informando sobre este caso.

Esta semana tanto la viceministra de la República, Raquel Peña, como el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Mario Lama, aseguraron que la nueva cepa proveniente de Reino Unido del COVID-19 no está en el país.

Lo que dice la OMS sobre la nueva cepa

Los informes recientes de diferentes variantes del SARS-CoV-2 han despertado interés por el impacto de los posibles cambios virales, dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un reporte emitido esta semana.

En el Reino Unido e Irlanda del Norte la denominada VOC202012/01; y en la República de Sudáfrica la denominada 501Y.V2. Los análisis preliminares, dice la OMS, han determinado que la variante del Reino Unido se transmite más rápidamente, pero “no indican cambios en la gravedad de la enfermedad, medida por el tiempo de hospitalización y la tasa de letalidad a los 28 día, comparados con otros linajes del virus detectados en ese país”.

Hasta el momento 40 países de las cinco regiones de la OMS han notificado casos de la variante inglesa del virus (VOC202012/01); y de la variante de Sudáfrica (501Y.V2), se ha informado su presencia en seis países de 2 regiones de la OMS.

En las Américas, hasta el 11 de enero pasado, ocho países han notificado a la OMD la presencia de la mutación inglesa (Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Jamaica, México y Perú) y un país la sudafricana (Brasil). DIARIO LIBRE