La regulación a los taxistas de plataformas digitales por parte de las autoridades del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), es la propuesta del diputado Tobías Crespo como una salida al conflicto que afecta al turismo en los sectores hoteleros del país.

“Lo que debe exigir el INTRANT y está en sus atribuciones, son los requisitos que la Ley 63-17 establece para el transporte de taxi por plataforma digital. Que se respete la libre empresa y contratación y que, en el transporte, todos puedan entrar y salir, sin problemas”, dijo Crespo.

Explico que mucha gente no entiende que el taxi no es un transporte público, sino que es privado, por lo que su regulación es menor porque está definido como transporte privado.

El diputado es partidario que tanto a Uber, Cabify, Easy Taxi, InDriver, o cualquier otra que funcione o quiera funcionar en el país, cumplan con los requisitos que se les piden a las empresas de taxis locales, pero que también las locales igualmente se ajusten a las normas, para de esta manera evitar que por disputas de pasajeros se le impida el derecho al trabajo a un grupo de personas.

“Hay que entender que a partir de la ley 63-17 el transporte cambio y se convirtió en un servicio regulado e importante de la economía. Hay leyes, hay sanciones y hay normativas, así que lo que debe hacer el INTRANT es asumir su rol.

Sobre la diferencia de tarifas. Tobías Crespo indicó que en ese particular los taxistas que no están en plataformas debieron prepararse y lanzar una estrategia competitiva que atraiga a los usuarios.

“Cuando una empresa viene de fuera y logra posicionarse con una clientela, lo que te quiere decir es que alguna insatisfacción o falla tenían con el usuario”.

Citó que aspectos como la seguridad, frecuencia, tarifa económica, confortabilidad y demás deberán ser analizadas por las compañías de taxis, para hacerlas competitivas y modernas. Cuando un turista o pasajero decide abordar un taxi de plataforma en lugar de uno local, es porque los locales no están ofreciendo algo que los otros sí tienen.

Aunque recordó que una de las quejas que presentan los taxistas locales es que los de plataforma no pagan impuestos, por lo que alegan está ahí la variación en los costos operativos. HOY