El Ministerio de Salud Pública, a través de la dirección de Salud Ambiental, junto al Ministerio Público y la Policía Nacional desmantelaron una fábrica ilegal de alcohol que operaba en el barrio Villa Liberación de Santo Domingo Este.

Desde la semana pasada las autoridades han estado dando seguimiento a la venta ilegal de bebidas alcohólicas, tras la muerte de 26 personas de un total de 36 intoxicados por la sustancia.

Hasta el momento la Policía apresó a dos hombres por la venta de este producto en Brisas del Este y Pantoja.