Desconocidos profanaron cuatro tumbas en el cementerio del distrito municipal de Maizal, en la provincia Valverde, de donde sustrajeron los cadáveres.

La denuncia fue realizada por Fernando Emilio Fernández, de 54 años, quien se percató del hecho cuando acudió al camposanto a visitar la tumba de un pariente.

Fernández observó que había lápidas rotas y tumbas abiertas, por lo que informó a las autoridades.

El Ministerio Público en compañía de oficiales de la Subdirección de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional profundizan las pesquisas para identificar a los responsables de ese hecho.

Algunas personas especularon que la acción podría guardar relación con actos de brujerías, así como con estudiantes de medicina para sus estudios. DIARIO LIBRE