El exluchador profesional Rafael Antonio Sánchez, mejor conocido como Jack Veneno, fue dado de alta médica tras haber permanecido varios días ingresado en el Instituto Nacional del Cáncer (Incart).

Jack Veneno fue ingresado por dificultades respiratorias, anemia y deshidratación, como consecuencia de un agravamiento del cáncer de páncreas que le afecta desde hace algunos años.

La información fue dada a conocer por el Instituto Nacional del Cáncer, José Ernesto Ramírez Feliz, quien dijo además que el exluchador se encuentra en condiciones estables.

Se recuerda que, a principios de este año, la estrella de la lucha libre fue intervenido quirúrgicamente para cambiar una pieza del drenaje del hígado. EL CARIBE