El número de muertes en el estado de Nueva York por la COVID-19 en las últimas horas (481) ha experimentado un leve repunte respecto al día anterior (478) manteniendo su tendencia descendiente de los últimos días, mientras el gobernador Andrew Cuomo ha informado de que hoy viajará a Washington para hablar con el presidente Trump sobre la necesidad de adquirir más material para realizar análisis clínicos.

Las hospitalizaciones (1.308) registraron su cuarto día seguido a la baja y el número de personas a las que retiraron la intubación superó por octavo día consecutivo al número de pacientes intubados, confirmando el descenso de la curva de la enfermedad y aliviando las exigidas unidades de cuidados intensivas.

EFE