El Gobierno italiano permitirá las visitas a familiares y abrirá parques y jardines públicos desde el 4 de mayo, cuando el país iniciará su desconfinamiento gradual tras casi dos meses de confinamiento por la crisis del coronavirus, pero no consentirá reuniones sociales.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, detalló hoy el plan de reapertura del país y dijo que se podrá realizar deporte, manteniendo la distancia social de al menos un metro para evitar contagios, y también celebrar funerales con un grupo reducido de familiares, de hasta 15 personas, siempre cuando lleven mascarillas y respeten la distancia social.

El Gobierno italiano fijará un precio máximo de 0,50 euros para la venta de mascarillas y trabaja para suprimir el impuesto sobre el valor añadido (IVA). Además, prohibirá la salida a la calle de quienes tengan fiebre superior a 37,5 grados, que deberán permanecer en casa, evitar los contactos sociales y llamar al médico.

Además, la mayoría de las empresas, la manufactura y la construcción reanudarán su actividad desde el próximo 4 de mayo, cuando el país inicie su desconfinamiento, pero que los ciudadanos tendrán que esperar un poco más hasta tener plena libertad de movimiento.

“Estamos trabajando para permitir la reanudación de la actividad de la mayoría de las empresas, desde la manufactura hasta la construcción, el 4 de mayo. No podemos alargar más el bloqueo, corremos el riesgo de sufrir un deterioro demasiado grave del tejido socioeconómico”, explica el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en una entrevista que publica La República.

Los bares y restaurantes tendrán que esperar, si bien el primer ministro no se atreve a dar una fecha concreta. Sí lo hace para los colegios, que dice que abrirán en septiembre.

Conte indica que ya la próxima semana podrán reabrir las actividades empresariales consideradas “estratégicas”, como las productivas e industriales ligadas a las exportaciones, después de demostrar que están en condiciones de garantizar protocolos de seguridad para sus trabajadores.

Italia registró 260 fallecidos con coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra más baja de las últimas seis semanas, y el número total de muertos alcanza los 26.644, según el recuento oficial divulgado este domingo.

El número total de contagios desde que se inició la emergencia en el país el 21 de febrero, contando enfermos actuales, fallecidos y curados, asciende a 197.675, con un incremento de 2.324 respecto al sábado.

Las personas actualmente enfermas son 106.103, lo que significa que en las últimas horas han aumentado en 256 los nuevos positivos, y de ellas el 78 % se encuentra en sus casas sin síntomas o con síntomas leves.

Hay además 1.808 nuevos pacientes curados y se ha reducido el número de hospitalizados y de ingresados en unidades de cuidados intensivos (estos últimos son 93 menos desde el sábado, otro dato en constante disminución).

Infobae