Santo Domingo. La Federación Dominicana de Comerciantes y la Cámara Dominicana de Empresarios Comerciales anunciaron su apoyo a la declaración de estado de emergencia y que se instaure un toque de queda de las 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana.

Los comerciantes atribuyeron el incremento de los casos positivos de COVID-19 a la recién concluida campaña electoral y no a la apertura gradual de la economía.

“El comercio organizado ha sido el principal auspiciador del establecimiento del protocolo sanitario del Ministerio de Salud Pública, implementando los controles en los comercios afiliados como son: uso obligatorio de las mascarillas para empleados y clientes”, señala la entidad en un comunicado de prensa.

También citó la desinfección a la entrada del comercio, distanciamiento social en las filas de entrada y dentro del establecimiento, entre los empleados y la medición de temperatura.

Sostiene que no es factible volver a las medidas restrictivas implementadas a mediados de marzo por lo que sugieren al Gobierno buscar la manera de que se apliquen las sanciones expuestas en leyes.

También implementar las resoluciones emitidas para evitar aglomeraciones en lugares públicos, imponer el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento social.

“Con el estado de excepción es más fácil aplicar con rigurosidad las leyes y reglamentos emanados de los poderes legislativos y gubernamental”, sostienen los comerciantes.

La FDC dice que son la única organización que está colaborando con los alcaldes con la colocación del 50% de su publicidad para prevención del contagio del virus, donando mascarillas y apoyando otras acciones.

Al Momento