Santiago. Un juez de la Oficina de Servicios Judiciales de Atención Permanente dictó ayer tres meses de prisión preventiva a una mujer acusada de la muerte de su hija de tres meses de nacida, ocurrida en el sector Pekín, en el sur de la ciudad.

El magistrado Cirilo Salomón acogió las pruebas presentadas por el Ministerio Público en contra de la imputada Nataly García Díaz, de 19 años.

El abogado Elvis Acosta dijo que el tribunal entendió que había pruebas suficientes en contra de Nataly, y que podría enfrentar una condena a 30 años por infanticidio. Acosta representa al señor Ángelo Báez, padre de la infanta fallecida.

La imputada deberá cumplir la medida de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Rafey Mujeres.

García Díaz, quien fue apresada y sometida a la justicia la semana pasada, alega que encontró “dura” a su hija en el corral.

El Nacional