La Policía Nacional, el Ministerio de Salud Pública y el Programa Control de Bebidas Alcohólicas (COBA) cerraron diversos negocios en distintos lugares de Santo Domingo Este y los municipios de Guerra y Boca Chica y apresaron a numerosas personas en las últimas 48 horas por violar el toque de queda, el distanciamiento social, andar sin mascarilla irrespetar otras disposiciones oficiales que buscan evitar la propagación de COVID-19.

El cierre de los negocios y detenciones de hombres y mujeres se produjo durante amplios operativos ordenados por el director de la Policía Nacional, mayor general Edwar Sánchez González y fueron dirigidos por el general Máximo Báez Aybar, director Regional Santo Domingo Oriental de la institución, acompañado de los oficiales encargados de los diferentes departamentos y miembros del Ministerio Público.

Los operativos también se extendieron a parques, avenidas y otros puntos de Guerra, Boca Chica y otras zonas de Santo Domingo Este, donde hombres y mujeres de diferentes edades no cumplen las disposiciones sanitarias y algunos tenían sus vehículos con alto volumen, en perjuicio, tanto de Medio Ambiente, como de los residentes de los lugares. EL NACIONAL